Sistema de Gestión de Compliance

La reciente publicación de la norma ISO 19600 sobre las directrices de los Sistemas de Gestión de Compliance hace que nos centremos de nuevo en este tema para desarrollar este artículo. En esta ocasión nuestra fuente es la propia organización ISO en su introducción a la norma publicada.

Se establece como una condición para el éxito de las organizaciones el mantener una cultura de integridad y cumplimiento, que además considere las necesidades y expectativas de todos los interesados. De esta forma la integridad y el cumplimiento no son solo la base, sino también una oportunidad para asegurar el éxito.

Aunque debe ser una función independiente, es preferible que la gestión de Compliance esté integrada con el resto de procesos de la organización: gestión financiera, calidad, medio ambiente, seguridad e higiene, etc. De esta forma , la función de Compliance no se debe separar del resto ya que debe ser una consecuencia de la cultura y procedimientos de la organización.

Un sistema eficaz de gestión de Compliance permite demostrar el compromiso con el cumplimiento de las leyes aplicables, las normas de buen gobierno corporativo, las mejores prácticas, la ética y las expectativas de la comunidad.

La obligación del cumplimiento normativo para las personas que trabajan para una organización depende sobre todo de las directrices en aplicación de valores corporativos de los líderes en todos los niveles y del reconocimiento y aplicación de medidas para promover la conducta de cumplimiento. El riesgo de incumplimiento aparece cuando este no se cumple en todos los niveles de la organización.

Actualmente, en varios países, los tribunales consideran el compromiso de una organización con el cumplimiento de su sistema de gestión de Compliance cuando determinan la pena a imponer por infracciones de las leyes pertinentes. Es lógico, por tanto, que los organismos reguladores y judiciales se beneficien también de la norma ISO considerándola como un punto de referencia.

Cada vez las organizaciones están más convencidas de que aplicar valores éticos y una apropiada gestión de Compliance, resultará en evitar o minimizar incumplimientos de las leyes. La gestión de Compliance se convierte en elemento clave de una buena y eficaz gestión, y contribuye a reforzar el comportamiento socialmente responsable.

El siguiente flujograma representa un sistema básico de gestión de Compliance basado en la mejora continua.

La norma ISO no pretende ser detallada, sino proporcionar orientación, directrices y prácticas recomendadas. De la misma forma la norma debe ser adaptable dependiendo del tamaño, de la naturaleza y complejidad de las actividades y del nivel de madurez del sistema de gestión de Compliance de la organización.

Para terminar, el siguiente flujograma representa un sistema básico de gestión de Compliance basado en la mejora continua.

Sistema de Gestión de Compliance

En Consuldat somos expertos en la gestión de Cumplimiento Normativo / Compliance. Puede consultarnos cualquier pregunta o duda que le surja.

Pulse aquí para ver el artículo original en inglés.

Los comentarios están cerrados.